Agujas y ganchillos, Categorias

Qué tipo de aguja uso???

 

copy-of-20170228_125421Muchas veces cuando vamos a empezar un proyecto y leemos:”utilizar agujas de doble punta”, lo primero que se nos viene a la cabeza es exclamar, ¡¡¡ Arrea !!!

Sobre todo al principio de empezar a tejer nos podemos ver un poco agobiadas por la cantidad de tipos de agujas que existen y no sabemos muy bien cuál es la que deberíamos usar.

Pero no te preocupes, la cosa no es para tanto y pronto las conocerás y sabrás exactamente la que mejor se adapta a tu labor y a tu forma de tejer. Eso sí, yo te recomiendo que aunque seas “novatilla”, no utilices cualquier aguja, cuanta más calidad tengan mejor tejerás, el proceso será más fácil y gustoso y en el resultado lo notarás, seguro!!!!

copy-of-1325248298_n4eg

En éstas es donde hay más variedad , y el cacao mental es importante!!!

Empezaremos por las RECTAS, que son las que hemos utilizado de toda la vida.

copy-of-20170228_142324
AGUJAS RECTAS

Este tipo de agujas las puedes utilizar para multitud de labores. Chaquetas, jerseys, bufandas…. casi de todo!!! Lo único que no puedes es tejer en circular, y los puntos con los que puedes trabajar tampoco pueden ser demasiados. A muchas nos ha pasado que se nos apretujan tanto que es realmente difícil conseguir que no se salgan de la aguja.

La principal ventaja es, que para las que tejemos al estilo inglés (como nos enseñaron nuestras madres o abuelas), es mucho más fácil, ya que al tener sujeta la aguja en el sobaco, no se nos mueve y podemos echar hebra mas fácilmente. También existen agujas rectas muy cortitas, para labores pequeñas, que no llegan para meterlas en la axila, y algunas tejedoras las utilizan estupendamente. Yo nunca las he utilizado, así que no os puedo decir.

Una desventaja importante a mi parecer es, que suele doler mucho la espalda por la postura que adoptamos. Cuando llevamos una rato tejiendo, el cuerpo tiende de forma involuntaria a doblarse hacia un lado y si no nos damos cuenta (ya sabéis que cuando tejemos se nos pasa el tiempo volando), y no rectificamos la postura de vez en cuando, con el tiempo tendremos molestias, sobre todo en los costados. Igualmente el peso de toda la labor recae en nuestros brazos y manos con la consiguiente fatiga muscular.

 

Las hay de:

•Aluminio: Son rígidas y ligeras y la lana se desliza con facilidad. Tienen la punta roma, no son muy afiladas y eso a veces dificulta la labor, sobre todo si tejes muy apretado. Son buenas para aprender a tejer.

Madera:  Al ser un material natural la labor se hace muy gustosa al tacto. Tienen la punta más afilada que las de aluminio, por lo que para labores pequeñas o con lanas finas son ideales, pero en contra, si la lana tiene muchos cabos se pueden entremeter en los hilos y a veces es un tostón. Son muy apropiadas tanto para principiantes como para expertas tejedoras. Aunque son más caras que las de aluminio, por mi experiencia solo te puedo decir que ¡¡ merece la pena!!, además hay algunas…tan bonitas!!!!

•Bambú:  Como las de madera, son de un material natural pero un poco más flexibles. Tienen la punta menos afilada y vienen muy bien para labores con lana gruesa. Estas son buenas para principiantes.

•Plástico: Estas son las más económicas y pesan muy poco. Yo no les encuentro ninguna otra ventaja respecto a las demás.

 

Agujas de DOBLE PUNTA

copy-of-20170228_142527
AGUJAS DE DOBLE PUNTA

Estas agujas son las más antiguas que se conocen. Aunque también son rectas, no tienen tope, es decir como su nombre indica tienen dos puntas. Habitualmente más cortitas que las rectas, suelen venir en paquetitos de cuatro o cinco agujas.

Se utilizan principalmente para calcetar en redondo , aunque también se usan para labores que precisan mover los puntos hacia el otro lado (no dar la vuelta a la labor), como por ejemplo en el punto “brioche”, no teniendo el impedimento que tienen las normales del tope final.

Para trabajar con ellas se utilizan de tres a cinco agujas y aunque yo no he tenido experiencia con ellas (sólo las he utilizado para tejer punto brioche), algunas tejedoras dicen manejarse muy bien con ellas, y otras en contra piensan que es un poco complicado tejer con tanta aguja.

Muchas tejedoras las usan para hacer labores de pequeña circunferencia, como calcetines, mangas de jerseys, calentadores, guantes, gorros… y todo lo que se te ocurra que se pueda tejer sin costuras.

Los materiales que se utilizan para fabricar estas agujas son varios:

Bambú, madera, carbono, metálicas e incluso algunas de madera con punta metálica.

Las características para tejer con ellas son prácticamente las mismas que las de las agujas rectas.

 

Y por último, pero no menos importantes, las agujas CIRCULARES

 

copy-of-20170306_131456
CIRCULARES

Últimamente estas agujas se están poniendo muy de moda, cada vez somos más las tejedoras que optamos por tejer con ellas, por su gran variedad, su multitud de usos y su comodidad ergonómica a la hora de tejer. El tejido queda en el cable por lo que el peso no recae en los brazos ni en las manos y así se evitan muchos dolores de espalda.

Aunque mi abuela ya tejía con este tipo de aguja, lo que quiere decir que existen hace ya muchos años, han evolucionado y mejorado mucho, tanto en variedad como en calidad.

Igual que con los otros tipos de agujas, te recomiendo que sólo utilices las de buena calidad. Muchas veces por probarlas compramos cualquiera (la de los chinos por ejemplo ), y eso hace que te desanimes y pienses que no son para ti, porque unas malas agujas hacen de una labor, un suplicio. Prueba con unas buenas circulares y ya verás que no es tan difícil, que pronto te acostumbrarás a ellas y ya no querrás tejer con otras!!

Las circulares se componen de dos agujas  unidas por un cable.Pueden ser fijas o intercambiables, y hay diferentes tamaños de agujas y de cables. Normalmente las intercambiables llegan hasta el tamaño 3 mm. Más pequeñas se comercializan con el cable fijo.

Una desventaja es que si tejes al estilo inglés te puede resultar un poco difícil al principio, porque al echar hebra desde el lado derecho tienes que soltar la aguja y eso dificulta un poco la cosa. Pero como todo, es acostumbrarse. Yo utilizo esta técnica porque con ella aprendí, y me es muy difícil hacerlo en continental, y te puedo asegurar que no tengo ningún problema. Al principio me costó un poco, pero pronto le cogí el “tranquillo”.

¿¿Que puedes hacer con ellas?? De todo!! Se puede tejer tanto en recto como en circular, grande o pequeño, con hilo fino o lana gorda. Son ideales para labores con muchos puntos, como chales o jerseys, ya que hay cables de una longitud muy larga y la labor se asienta con holgura. Igualmente se pueden hacer labores muy pequeñas, con pocos puntos, como calcetines, mitones, calentadores…, porque hay cables y agujas diminutas!!!!

Los materiales en los que se fabrican son:

Metal hueco: son las preferidas de muchas tejedoras porque la lana desliza muy bien y tienen la punta ni muy afilada, ni muy redonda. Con el uso pueden ponerse feillas, pues al ser metal con el tiempo ennegrecen un poco, aunque esto no les resta eficacia. Son muy resistentes. Tienen una buena relación calidad-precio.

Madera: Aquí hay mucha variedad dependiendo de la madera con que estén fabricadas, pero por lo general son muy agradables al tacto y la lana desliza bien. Algunas son muy afiladas y facilitan las labores con hilo o lana fina. Son menos resistentes y las finitas pueden romperse con facilidad.

Bambú: Al igual que las de madera son cálidas al tacto. La lana desliza bien, pero tienen la punta roma.

Fibra de carbono: Son flexibles, ligeras y resistentes. No son tan deslizantes como las de aluminio, pero algo más que las de madera, por lo que también son buenas para aprender a tejer, aunque son más caras que las demás.

Acrílico/Vinilo: Son resistentes aunque tienen la punta fina y a veces se rompen. A mi me resultan más incómodas porque no deslizan tan bien como las demás. Son muy alegres,  vienen en diferentes colores y no son muy caras.

Plástico: Estas directamente las desecharía.

Para saber cuales pueden ser las mejores para ti, sólo puedo recomendarte que pruebes con un par de materiales. No siempre las mejores para una tejedora lo son para otra. Depende de muchos factores, como la tensión al tejer, la habilidad….etc.

 

copy1-of-1325248298_n4eg

En las agujas de ganchillo hay menos lío que en las de hacer punto. Además al ser más económicas nos podemos permitir el lujo de tener de varios modelos para poder comparar y tejer con las que mejor se adapten a nuestro gusto.

 

copy-of-20170306_132037
AGUJAS GANCHILLO

En estas solo hay de dos tipos:

Ganchillo tradicional y ganchillo tunecino

En ganchillo tradicional podemos realizar cualquier prenda, tanto en redondo como en plano. Colchas, bolsos, chaquetas, calcetines….. y mil cosas más, aquí existe un mundo infinito de creaciones!!!!

Los materiales pueden ser: Aluminio, bambú y acero inoxidable para los de pequeño tamaño. Hay algunos con mango de silicona o plástico, son ergonómicos y vienen muy bien para las que tejemos mucho tiempo seguido ya que se adaptan mejor a la mano y la muñeca no se resiente tanto como con los que no disponen de este mango. Pero ésto al igual que todas las agujas depende del gusto de cada tejedora.

En ganchillo tunecino las prendas quedan más apretadas, como más compactas y aunque se pueden realizar muchas labores, no pueden ser de gran tamaño, ya que en la aguja te tienen que caber todos los puntos. Algunas artesanas muy apañadas se hacen sus propias agujas añadiendo un cable de nylon al final del ganchillo con la longitud que necesiten según el tipo de labor.

Hay de dos tipos:

Agujas para tejer en recto: Son agujas con el gancho en una punta y un tope en el otro extremo (igual que en las agujas rectas de punto), para que no se salgan los puntos.

Agujas para tejer en redondo: Tiene dos ganchos, uno en cada extremo, y además de hacerlo en circular también se pueden utilizar varios colores de lana.

Si nunca has probado esta técnica o te interesa saber más, te recomiendo que veas por youtube la multitud de tutoriales que hay y que te enseñarán a tejer de esta forma tan singular.

Espero que este artículo te haya servido para disipar alguna de tus dudas a la hora de elegir agujas. Ahora es hora de ponerse manos a la obra !!!!!!